Ir al contenido principal

Asedios, Cercos y Sitios de Gibraltar (III). 1315, el segundo asedio



Entre los años 1315 y 1316, nuevamente los arenales del istmo se convirtieron en escenario de tensión bélica entre castellanos y granadinos.

El segundo cerco de Gibraltar, en el año 1315, fue un intento fallido de los moros Nazaríes del emirato de Granada para recuperar Gibraltar, que había caído a las fuerzas de Fernando IV de Castilla cuatro años antes, en 1309


En el año 1314, accedió al trono de Granada Ismail I tras destronar al sultán Nasr . El nuevo sultán declaró la yihad contra los gobernantes cristianos de la Península Ibérica en 1315 y se trasladó a establecer un cerco contra Gibraltar. A consecuencia de este hecho se disolvieron las treguas establecidas con el Reino de Castilla, y contando con las tropas propias y las de los moros Berberiscos, consiguió sitiar Gibraltar entre los años 1315 y 1316. 

Ese mismo año de 1315, las fuerzas castellanas bajo el mando del príncipe regente Pedro de Castilla, que ejercía su autoridad en nombre del infante rey Alfonso XI de Castilla, se encontraban guerreando contra las tropas marroquíes del mariní Utman b. Abi al Ulaos cerca de Granada, sin que ninguna de las partes obtuviera una victoria clara. Cuando poco después las noticias del asedio llegaron a Pedro en Córdoba, dejó su ejército donde estaba y se fue a Sevilla para organizar las fuerzas navales y terrestres para tratar de levantar el bloqueo nazarí. 

El sitio parece ser que acabó sin lucha cuando los nazaríes se retiraron a la vista de la entidad de las fuerzas castellanas que se acercaban, volviendo Pedro de Castilla con su ejército a Córdoba para continuar con el acoso de Granada.

Fuentes:



Entradas populares de este blog

Don Pero Niño, Almirante de Castilla.

Tras las hazañas protagonizadas por los Almirantes Ambrosio Bocanegra y Fernando Sanchez de Tovar, posteriormente, en el año 1405, un almirante español con patente de corso, Don Pero Niño, quema y saquea Saint Ives, Portland, Poole y la importante ciudad de Southampton, en la costa inglesa, ampliando sus victorias del Mediterráneo al Atlántico. Posteriormente, en una nueva campaña derrota a un ejército inglés en la isla de Jersey con sus mil corsarios. Años más tarde, la Liga Hanseática, una agrupación comercial de ciudades germanas muy poderosa e influyente, es derrotada por los castellanos en 1419, confirmando la supremacía española en esas aguas.
Pero ¿Quien fue Pero (Pedro) Niño? Se trata de uno de los héroes marineros más desconocidos en España, a pesar de la fama y renombre que alcanzó en su tiempo, y de las fuentes que nos han llegado, entre ellas la obra "El Victorial" , una crónica redactada por su alférez Gutierre Díez de Games, cuyo original conserva la Biblioteca …

Los Campos Catalúnicos, la última gran batalla de Roma

La Batalla de los Campos Cataláunicos (también llamada Batalla de Châlons, o Batalla de Locus Mauriacus) enfrentó en el año 451 a una coalición romana liderada por el general Flavio Aecio y el rey visigodo Teodorico I contra la alianza de los hunos comandada por su rey Atila. Esta batalla fue la última operación a gran escala en el Imperio Romano de Occidente y la cumbre de la carrera de Aecio. Es considerada una de las batallas más importantes y decisivas de la Historia. 
 Hacía medio siglo que el Imperio se había fraccionado en dos, y ahora había sendos emperadores: uno en el este y otro en el oeste. 
El Imperio de Occidente se encontraba sumamente debilitado, y los gobernantes "de facto" de una gran parte de la Galia eran los visigodos que décadas atrás se habían visto obligados a cruzar el Danubio por culpa precisamente de la presión huna, derrotando a los romanos en Adrianópolis, asolando los Balcanes, y saqueando Roma en el 410

En este contexto, las referencias a Atila h…

El Crucero Canarias (C-21)

El crucero pesado español Canarias fue el primero de dos unidades y el que daba nombre a su clase.
Puesto en grada en 1928 y botado en 1931, no fue sin embargo hasta 1936 cuando fue asignado al servicio activo, e inmediatamente entró en liza en el marco de la guerra civil luchando del lado del bando nacional. Su velocidad de 33 nudos, así como su abrumadora potencia de fuego, hicieron que tanto esta unidad como la de su misma clase Baleares, fueran el azote de la marina republicana, otorgando el dominio del mar y del estratégico Estrecho de Gibraltar desde el primer momento a los nacionales.
Este buque disfrutó de una vida longeva y plena de actividad, participando en en la Guerra del Ifni y en la evacuación de Guinea Ecuatorial , esta última en una impecable operación junto a los transportes de ataque Aragón y Castilla y otras unidades de la flota.
Fue el buque insignia de la flota durante 39 años en los que sufrió no pocas modificaciones y puestas al día, hasta que fue dado definitivam…