martes, 10 de mayo de 2016

Que Aprendemos Hoy. Diego García de Paredes, el Sansón de Extremadura

“Un Viriato tuvo Lusitania; un César Roma; un Aníbal Cartago; un Alejandro Grecia; un Conde Fernán González Castilla; un Cid Valencia; un Gonzalo Fernández Andalucía; un Diego García de Paredes Extremadura..” (Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, cap. XLIX)

Diego García de Paredes nació en Trujillo en el año de 1468. Llegado a la juventud, hacia 1496, emigró a Italia alistándose en la guardia del Papa Alejandro VI, quien no tardó en conocer las virtudes combativas de Diego. Un día observaba a un grupo de españoles jugar a lanzar la barra, un juego típico de Extremadura, cuando un italiano provocó una disputa. Garcia de Paredes, armado solo con la pesada barra de hierro con la que estaba jugando, arrasó a sus rivales matando a cinco, hiriendo a diez y dejando a los demás fuera de combate, a pesar de que los italianos habían echado mano a sus espadas.

Alejandro VI inmediatamente nombró a Diego guardaespaldas en su escolta personal...

Puedes seguir leyendo las hazañas de este mítico personaje aquí y aquí.



domingo, 1 de mayo de 2016

RH_Podcast_009. Fernando Sánchez de Tovar, almirante de Castilla

Manuscrito anónimo describiendo la batalla
de la Rochelle (1372)
Corría el siglo XIV en la península, y aunque estaba lejos todavía la reconquista, Castilla ya despuntaba cómo una gran fuerza militar, a cuyo servicio se forjarían hombres como Fernando Sánchez de Tovar, que comenzó su actividad al servicio de Pedro I de Castilla. 

Durante la Guerra de los Dos Pedros participó en la expedición naval contra Aragón de 1359 como capitán de una galera, y en 1366 durante la Guerra Civil Castellana cambio de bando y comenzó a servir a Enrique de Trastámara en Calahorra, entregándole la ciudad. Pedro I pagó esta traición con la muerte de su hermano Juan Sánchez de Tovar. En 1367 luchó en la batalla de Nájera y tras la derrota huyó junto a Enrique y Ambrosio Bocanegra a Aragón.

Tras la batalla de Montiel y la subida al trono de Enrique II de Castilla, Fernando Sánchez de Tovar continuó gozando de la confianza del soberano recibiendo el nombramiento de Guarda Mayor y le concedió el señorío de Gelves (en El Aljarafe, Sevilla).

En 1374 sucedería al gran Ambrosio Bocanegra como almirante de Castilla, dejando para la historia las hazañas de un gran hombre de astucia y valor que entró en el Támesis y saqueó el corazón de Inglaterra, arrasando repetidas veces la costa sur de la ínsula sin que nadie pudiese hacer nada por impedirlo, y que también luchó con éxito contra la incipiente armada de una a la postre poderosa flota lusa. Esta es su historia...



De los artículos escritos por Raúl Fernández y publicados en QueAprendemosHoy y este mismo blog.

Música con licencia Creative Comons: